Blogia
DEVOLVER EL HUÁSCAR

EL MITO DE LA GUERRA

Fuente: La Nación, Viernes 23 de Marzo de 2007


Dejemos al Gobierno tranquilo para rehacer los cauces para una relación fraternal y cooperativa, que trascienda los intereses meramente nacionales y busque el bien común regional y aun mundial.

José Aldunate s.j.

Me refiero al mito de una eventual guerra para la cual Chile se debe preparar.
En realidad, uno queda sorprendido. Oímos referirse al tema a gente que parece inteligente, en reuniones o en los medios de comunicación, y hablan sobre un enfrentamiento como algo eventual, ante lo que hay que estar premunido. La receta es la disuasión, la famosa referencia a los presuntos enemigos, capacitados para atacarnos. Más aún, ávidos por hacerlo.

Muchas veces descubro que aquel que habla es un marino o un militar, y empiezo a comprender. Pero a veces es un diputado de la Comisión de Defensa y aun de la de Relaciones Exteriores. Entonces pienso, ¿cómo podemos ser tan obsoletos? En una sesión escuché la vieja consigna romana: “Si quieres la paz, prepara la guerra”. Se dijo y nadie corrigió ni refutó. Pero confieso haber quedado algo
perplejo ante hechos bien contundentes. Personeros inteligentes y responsables han embarcado al país en una política armamentista, que ha costado varios miles de millones de dólares, los que bien se podrían haber empleado en viviendas, hospitales y cárceles que tanto escasean. Pero para justificar los gastos nuestros gobernantes han invocado la necesidad de disuadir.

Para este rearme ha prevalecido la política de Lagos y Bachelet de llevar bien las relaciones cívico-militares y apoyar la idea castrense de desligar a las Fuerzas Armadas del pinochetismo. Había que dejarlas contentas en algo fundamental como la modernización de material. El lazo de Chile con sus vecinos fue el punto débil o tal vez la falla principal del anterior Gobierno. Tenía dos posibilidades: hacerse respetar por la prepotencia armamentista o liderar una integración diplomática y un desarme colectivo. Eligió lo primero y la gestión actual la ha debido mantener.

Ahora, Chile busca cultivar las relaciones que había descuidado y encontrarse con los países sudamericanos, pero carga con el handicap de su prepotencia. Lo importante sería que dejáramos de buscar justificaciones para este rearme con el argumento tan odioso de la disuasión. Odioso porque exhibe una desconfianza hacia los vecinos.

Pero ¿por qué una guerra es un mito para Chile? Porque EE. UU. no pretende que se produzca un enfrentamiento en esta zona y sin su anuencia no habrá guerra. Porque tampoco la quieren nuestros vecinos. No hay reivindicación territorial alguna. El ex Presidente peruano Alejandro Toledo no quería otra cosa que un desarme conjunto y sólo ante nuestra posición debió ceder ante sus oficiales. Más aún, los lazos económicos en América Latina avanzan y Chile invierte en los países vecinos. Todo adelanto aquí supone la confianza y la paz.

Hemos entrado al nuevo milenio, de comunicaciones y acercamiento. Resulta absurdo querer mantener o revivir la agresividad y violencia de los siglos pasados. Podrá haber diferencias y conflictos, pero ante eso están el diálogo y los convenios. Alguno dirá “sí, la guerra es improbable, pero siempre posible”. Ni en lo individual ni en lo colectivo se puede vivir en función de los peligros posibles. Sólo un peligro probable se ha de tomar en cuenta.

Para ponernos al día debemos emprender un cambio cultural, consistente en superar el nacionalismo obsoleto, impregnado de militarismo, y abrirnos a relaciones integradoras y globalizadoras. Hemos visto cómo algún parlamentario reacciona de modo absurdo a cosas como los hielos del sur, los mapas argentinos, los fuertes bolivianos construidos por Hugo Chávez, los límites con Perú. Pero dejemos tranquilo al Gobierno rehacer los cauces para una relación fraternal y cooperativa, que trascienda los intereses meramente nacionales y busque el bien común regional y aun mundial.


Copyright © 2005, Empresa Periodística La Nación S.A.


Difundido por Amnistia Internacional - Chile
--
Este material ha sido tomado de un medio de prensa de libre circulación en Chile, cuyo crédito se menciona en el despacho. Los envios no representan la postura de Amnistía Internacional.

Alejandra Mujica
Coordinadora de Información Pública
______________________________
__________________________
Amnistía Internacional - Chile
www.amnistia.cl
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Leonardo Stumpff -

Don Jose Aldunate vive en un mundo ficcional y etereo, Chile no es ni derrocha prepotencia como el lo sostiene , ahora en que se basa ? no lo se ., la realidad es que Chile es y a sido un pais pacifico y sumiso, vilipendiado por paises vecinos que desean vernos fracasados o muertos , creo que el articulista tendria mas razon si escribe acerca de la homosexualidad eclesiastica , o de las multiples violaciones de chicos por clerigos , o de porque la iglesia protege al rico y abusa del pobre creo que usted no deberia callar sino predicar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres